Tipos de suelos industriales

Los suelos industriales pueden presentarse en muchos tipos, dependiendo de la finalidad de la fábrica en donde serán aplicados. Así, podremos encontrar:

  • Suelos para mataderos, factorías alimentarias y similares.
  • Suelos para fábricas de automoción.
  • Suelos para silos y para almacenamiento de cereales.
  • Suelos para hospitales.
  • Pavimentos para garajes subterráneos de grandes superficies.
  • Pavimentos para fábricas en general.
  • Pavimentos para pequeños y grandes locales, se dediquen a lo que se dediquen.



Tipos de suelos industriales

Antes de nada, hay que señalar que los suelos para naves de alimentación (como mataderos) están sujetos a normas y reglas sanitarias para evitar contaminación, infecciones y otros problemas derivados de una mala limpieza.

No solo se tratará, pues, del pavimento, sino también de otras características que deben acompañarlo. Entre estas cualidades, encontramos una total integración entre el suelo, las paredes y las uniones.

La media caña sanitaria se halla entre los elementos que deben ser aplicados para evitar el vertido de líquidos y otras sustancias ente el suelo y la pared.

De no haber esta protección, con el paso del tiempo aparecerían malos olores y condiciones de insalubridad incompatibles con fábricas o almacenes de alimentación.

Por su parte, los suelos para hospitales han de ostentar unas cualidades muy especiales: antideslizamiento, cualidades antibacterianas, igualmente protección entre la parte inferior de la pared y el pavimento…

Para pavimentar hospitales y centros sanitarios, hay que acogerse a normas que conocen los especialistas en colocación de suelos. Las opciones en este sentido son limitadas por la norma existente, aunque eso no quiere decir que no puedan combinarse colores y estéticas.

También disponemos de suelos de poliuretano, de resinas específicas con tratamientos para una mayor estética y resistencia…

La durabilidad y resistencia de los suelos y paredes, habrá que darse mediante la unión de materiales de última generación y morteros… asociaciones que habrán de producirse en las medidas correctas y que deberán ser aplicadas con la máxima profesionalidad. Son aplicaciones in situ en las que no debe haber posibilidad para fallos.

De haber errores durante la colocación de los suelos, los problemas aparecerán al poco tiempo… y en este tipo de pavimentos no es adecuado rehabilitar. La razón es porque las reparaciones se notan mucho, dando que el material original será muy difícil de imitar y de aplicar para que oculte el desperfecto sin que se note demasiado.

Los pavimentos de tipo industrial, han de estar preparados para un fácil mantenimiento. Un fácil mantenimiento hará que los trabajos en la fábrica se den mejor y haya menos interrupciones en la producción.

Contacte solamente con personal especializado en la realización de pavimentos industriales de resinas de poliuretano, de Becosan ®, de microcemento… Le informaremos de precios, de características y de otro tipo de factores que entran en juego.

Los suelos para industrias también pueden adaptarse a otros espacios. Sirven, por ejemplo, para la creación de suelos resistentes en áreas subterráneas de comunidades, instituciones…
Los garajes, los sótanos, los trasteros, los cuartos de calderas y de depósitos de agua, deberán estar protegidos y en buen estado en una de sus áreas más importantes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE