Pavimentos para laboratorios

Pavimentos para laboratorios

En las naves laboratorios, también hay que revestir suelo y paredes con materiales de última generación. Si antiguamente lo propio eran las tarimas, baldosas u hormigón a cara vista, hoy en día estos sistemas de pavimentación están desfasados.

A pesar de que estén nivelados y su aspecto no aparente deterioro, los suelos de cemento sueltan gran cantidad de partículas de polvo, en especial cuando en la zona hay gran tránsito de personas o arrastre de maquinaria, paso de vehículos, etc.

Propiamente, el BECOSAN es un sistema para pulir suelos de hormigón. Se trata de un procedimiento que facilita tratamientos en grandes superficies, asegurando la ausencia de polvo, la resistencia y agarre.

El que un suelo sea no poroso, hará que sea más fácil de mantener, sobre todo en cuanto a la limpieza de polvo y micropartículas en suspensión que irán a para al piso por efecto de la gravedad.

En las naves laboratorios, se almacenan y manipulan productos potencialmente muy peligrosos, por lo que el cuidado no solo habrá de ir dirigido a los propios operarios, también al suelo.

Desde Pavimentos Industriales nos ocupamos de almacenes y naves de sustancias químicas, tanto de su mantenimiento como de su preparación.

La ausencia de polvo es una de las condiciones indispensables para que puedan realizarse las actividades propias de estos espacios, pero también una total resistencia ante la caída de sustancias químicas, incluyendo líquidos corrosivos como pueda ser el ácido sulfúrico.

La facilitad de limpieza y el perfecto sellado de la superficie del solado, propician que se gaste menos en mantenimiento: menos en agua, menos en alimentar aparatos eléctricos (aspiradores, dispositivos de vapor caliente...). Los empresarios que saben de lo que están hablando, conocen las ventajas de los suelos continuos de mortero autonivelante, así como del BECOSAN, apto tanto para naves químicas o laboratorios como para industrias de la madera o la alimentación. A pesar de que la base sea la misma, los acabados y muchos detalles dependerán del tipo de productos que contenga la nave o fábrica.

En cuanto a las certificaciones para su uso sanitario, podemos mencionar:

  • ISO 9001. Esta normativa fue creada por la Organización Internacional para la Estandarización. Las directrices de la norma determinan los requerimientos de calidad de productos muy variados, entre ellos los químicos.
  • HACCP. En este caso, se trata de Gestión para la Seguridad Alimentaria, otra normativa que hay que cumplir para que la nave sea legalmente viable.

Otras razones por las que el BECOSAN bien aplicado ahorra energía, es porque facilita la refracción de la luz natural. Es un suelo extenso, claro y brillante, idóneo para proyectar la luz exterior o interior y, así, gastar menos en electricidad.

Como vemos, son grandes los beneficios de un tipo de pavimentación cada vez más solicitada en el ámbito fabril. Los pavimentos industriales de calidad ahorran continuas reformas, complejas limpiezas, gastos de agua y, lo que es más importante, proliferación de agentes patógenos y de sustancias peligrosas para la salud.

Si es responsable de un centro de enseñanza y desea que el laboratorio de la institución, se halle dotado en todo aspecto, llámenos. Contáctenos también si es responsable de una empresa de productos químicos y precisa un suelo según sus necesidades.

Ante la duda de cómo llevar a cabo la colocación del piso en el laboratorio o en la nave dedicada a productos químicos, llame a nuestros especialistas. No es necesario que pague nada, le confeccionaremos un presupuesto ajustado y a la medida y, a partir de ahí, Vd. decidirá. Le recomendamos que coteje datos y certificación sobre la empresa que se dedicará a la aplicación del suelo sanitario. En Pavimentos Industriales estamos muy seguros de nuestra calidad profesional, representada por trabajos en industrias y naves de todo tipo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE