Reparación y sellado de juntas de dilatación

Reparación y sellado de juntas de dilatación

En muchos casos, el suelo industrial se empieza a degradar por las juntas de dilatación. También se conocen como juntas de expansión, y su principal cometido es evitar roces o choques entre las diferentes áreas del solado.

Hay que recordar que los suelos que integran juntas de dilatación no son suelos continuos, por lo que podemos considerarlos como desfasados o inapropiados en la actualidad.

Precisamente su falta de continuidad es lo que propicia la necesidad de insertar las juntas. Aparte de este tipo de juntas, podemos encontrar juntas de acción asociada (dilatación y refracción).

En todo caso, los especialistas en reparación de juntas de dilatación han de conocer perfectamente los tipos de juntas y su uso en los diferentes espacios. Distinguimos pues entre:

  • Juntas selladas.
  • Juntas abiertas.

Las abiertas no están selladas, lo que provoca una acumulación no deseada de partículas de polvo o de diversas sustancias, tanto orgánicas como inorgánicas. Son soluciones que deben mantenerse periódicamente, algo no factible hoy en día en naves y espacios fabriles.

Por su parte, las selladas ofrecen más resistencia que las anteriores, aunque también es posible que se degraden con el tránsito continuo. Se trate del trabajo que se trate, ha de estar enfocado a durar durante mucho tiempo.

El mantenimiento de maquinaria, estructuras, infraestructuras y revestimientos de las fábricas ha de ser el mínimo posible, pues así se ahorrará en costes. Particularmente el suelo, cuanto peor es su calidad, más problemas dará.

En cuanto a las juntas que empiezan a estropearse, uno de problemas más importantes es la dispersión de polvo. Las partículas de polvo son uno de los más relevantes problemas de los suelos de hormigón, sea hormigón pulido continuo o con juntas de dilatación. Por eso en Pavimentos Industriales ofrecemos 10 años de garantía antipolvo.

Pero volviendo a las juntas de dilatación, cada tipo se emplea en diferentes ámbitos. Por ejemplo, las juntas de expansión propician que las soluciones pared-pared, pavimento-columna, pared-pavimento y otras, obtengan estabilidad y equilibrio en todas sus partes.

En cuanto al desgaste de estos elementos, como hemos indicado al principio, el ambiente es uno de los factores más importantes para su conservación o, por el contrario, para su degradación.

Los operarios de Pavimentos Industriales conocen cómo y por qué se desgastan y estropean las juntas de dilatación, ya que es la única manera de poner soluciones y repararlas con estándares de calidad. Así, consideramos que las juntas de dilatación pueden estropearse por:

-Tránsito. Es uno de los motivos más frecuentes de desgaste y degradación de materiales de pavimentación, así como de los complementos para su optimización. El tránsito de vehículos y maquinaria pesada, con el tiempo irá degradando las juntas de expansión. El tiempo hasta el deterioro dependerá de la calidad del sellado de la junta; en el caso de sellados ligeros o mal efectuados, el resquebrajamiento y las fisuras se harán presentes y aumentarán en tamaño, dispersando polvo y partículas.

-Humedad. Este es de los principales problemas que afectan no solo a las juntas de dilatación, sino a otras muchas instalaciones y complementos. Muy frecuentemente, con el paso del tiempo, incluso las juntas de mayor calidad se desgastan y degradan por efecto del agua o filtraciones.

-Erosión. La abrasión ocasionada por erosión tiene lugar cuando hay una fricción continua por parte de partículas de arena o polvo. Las corrientes de aire hacen que, poco a poco, partículas vayan desgastando y deteriorando la junta.

-Agentes químicos. En Pavimentos Industriales tenemos muy claro que el suelo industrial ha de ser protegido de cualquier elemento agresivo, incluyendo productos químicos abrasivos. Los suelos con juntas de dilatación pueden sufrir las consecuencias de caídas de ácido clorhídrico y otros ácidos muy agresivos que sin duda acabaran con la estabilidad de la junta, y por tanto del conjunto de partes unidas del solado. Sabemos que solamente unos pocos materiales son capaces de detener los efectos de los agentes químicos, encontrándose entre ellos el hormigón pulido con tratamiento BECOSAN.

A partir de un estudio exhaustivo sobre el terreno, llegaremos a conclusiones exactas para la realización de trabajos que optimizarán su suelo industrial.

Valoraremos el tipo de junta para actuar de una u otra manera. En el caso de juntas abiertas, será necesaria una limpieza profunda que incluya absorción de todas las partículas.

Las juntas selladas son más fáciles de reparar, pero de todas maneras en muchos casos los interesados nos pedirán una cambio integral en la pavimentación, dando así por concluidas juntas y todos aquellos detalles que puedan provocar problemas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE