Naves de alimentación

Naves de alimentación

En la naves de alimentación, no vale con colocar cualquier suelo. Hay que seguir la normativa y estar muy pendiente de la salubridad de las instalaciones. Desde Pavimentos Industriales tenemos muy en cuenta las normas, así como las condiciones particulares de cada espacio.

Uno de los requerimientos que no pueden faltar es la actuación a medida, pues no todas las naves alimentarias son iguales.

Tratamos fábricas y naves dedicados a la industria del pescado, así como a la cárnica y otras muchas.

En estos casos, el derrame de fluidos es una constante, por lo que el suelo ha de estar en perfectas condiciones. En el caso de que el piso de su nave industrial se halle agrietado o presente cuarteamientos en alguna de sus áreas, es necesario actuar.

Hay que tener presente un hecho de gran importancia: que los microorganismos y bacterias patógenas se esconden tras resquicios, en uniones de suelos y muros, bajo instalaciones y en junturas.

Es por ello que uno de los primeros pasos a dar, es la revisión del suelo y su posterior modificación. En muchos casos, los responsables de las empresas de alimentación deciden un cambio total del solado, por lo que habrá que realizar un plan que tenga en cuenta muchos factores.

La limpieza de las naves de alimentación ha de ser total, así como la ausencia de malos olores y de manchas orgánicas en paredes o instalaciones.

Los pavimentos BECOSAN ofrecen grandes ventajas en naves y otros espacios en donde la suciedad orgánica o inorgánica pueden ser obstáculos para la buena marcha de la empresa.

  • Resistencia térmica. Es una de las ventajas de nuestros pavimentos industriales para naves alimentarias. Los suelos BECOSAN están preparados para choques térmicos, algo frecuente en algunas empresas o almacenes de alimentación. Hay que recordar que estos espacios deben ser frecuentemente despejados de suciedad, para lo que se requerirán máquinas de vapor caliente y dispositivos de congelación mediante compresión del aire. En el caso de no poseer una buena resistencia a los cambios térmicos, el suelo podría resentirse.
  • Higiene. El suelo debe estar certificado para su uso en la industria alimentaria. Este es uno de los requisitos más importantes, del que tendrá que dar cuenta la empresa que se dedique a la colocación del pavimento.
  • Antideslizamiento. En fábricas y naves en las que hay frecuentemente líquidos derramados, la posibilidad de una caída por un resbalón está presente, y siempre hay que evitarla. Son suelos muy transitados, los cuales pueden provocar sustos si no son convenientemente revestidos. Con el sistema BECOSAN, logramos que haya una adherencia perfecta sin que por ello el suelo presente porosidad. De hecho, los suelos porosos suelen ser polvorientos, algo que desde nuestra empresa siempre tratamos de evitar.
  • Resistencia a líquidos. El BECOSAN es un suelo totalmente impermeable, condición indispensable en todo suelo alimentario, se trate de una nave, una fábrica o cualquier otro espacio. El sellado del producto propicia que no haya una transmisión de líquidos y, por lo tanto, una degradación del solado con el paso del tiempo.
  • Resistencia a golpes. Todo suelo debe estar preparado para impactos, pero algunos más que otros. La durabilidad ante impactos, es una de las cualidades primordiales de los suelos que instalamos desde pavimento Industrial. Sin embargo, se personalizarán las actuaciones, ya que habrá solados para garajes y talleres y otros para zonas en donde el tránsito no sea agresivo.

En las naves de alimentación el factor polvo es importante, pero no tanto como en talleres u otros establecimientos más propicios a la acumulación de partículas de suciedad.

En Pavimentos Industriales hacemos que los suelos industriales adquieran las cualidades propias para estos espacios.

Los expertos en pavimentación de nuestro equipo, le proporcionan opciones para que su nave industrial permanezca óptima en una de sus facetas más importantes: el suelo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE