Parches de hormigón en mal estado

Parches de hormigón en mal estado

La aplicación de parches de mortero es la solución más accesible para reparar roturas en suelos industriales. Sin embargo, dependiendo de su aplicación, puede que el parche se cuartee o dé más problemas, teniendo que repararlo nuevamente con los consiguientes problemas de gastos de tiempo y económicos.

En nuestro grupo dedicado a los pavimentos industriales clasificamos el estado de los parches según su nivel de deterioro.

Hay que ser muy exactos en la identificación de los problemas a atajar, y una de las mejores maneras de serlo es sabiendo exactamente qué material estamos tratando. Existen parches con deterioro:

  • Alto. Se trata del tipo de degradación más importante. En estos casos, los parches de hormigón se han desgastado en buena parte de su superficie y núcleo, dispersando partículas y propiciando un resquebrajamiento cada vez más pronunciado. Estos parches de hormigón frecuentemente son colocados por personal no especialista, de ahí que insistamos que para lograr una eficiencia total en el suelo, no hay que contar con otros profesionales que no sean los que se dedican EXCLUSIVAMENTE a la reparación y colocación de suelos industriales. Hay que tener en cuenta que los parches severamente deteriorados podrán también causar accidentes en fábricas en donde se utilizan medios de transporte rodado.
  • Medio. El grado medio de deterioro de los parches se da cuando los bordes de este empiezan a desgastarse. A diferencia del caso anterior, las áreas colindantes no tienen por qué verse afectadas... pero sí se afectarán en el caso de que no se ponga rápido remedio.
  • Bajo. Se trata de un estadio relativamente fácil de atajar. En estos casos, los parches empiezan a mostrar deterioros a la vista, a pesar de que admitan tráfico rodado y fuerte tracción mecánica. Es el momento justo para ponerse manos a la obra y ejecutar una buena obra de rehabilitación que dé como resultado un suelo estable, sólido y completamente libre de desperfectos.

Los responsables de fábricas y almacenes con suelos mal parcheados, a veces creen que con un mantenimiento periódico será suficiente. Ni mucho menos. Para empezar, hay que conocer los motivos por los que los parches se deterioran. Entre las razones, mencionaremos:

  • Progreso del deterioro. Cuando pasa desapercibido o el diagnóstico no ha sido todo lo certero, empleando para su solución materiales o técnicas poco apropiadas.
  • Construcciones no factibles. En este caso, nos referimos a procesos constructivos en los que no han sido tenidos en cuenta todos los factores, entre ellos la estabilidad del suelo y los parches aplicados con anterioridad.
  • Juntas en mal estado, ya sea por una mala colocación o por un uso inadecuado.

En Pavimentos Industriales proporcionamos 10 años de garantía antipolvo. Esta garantía tiene mucho que decir en un campo en donde el mantenimiento ha de reducirse a la mínima expresión.

Es muy importante que cuando se vaya colocar un pavimento industrial se tenga muy en cuenta esta particularidad.

En este punto hablaremos de las incidencias asociadas a un parche deteriorado y que suelta polvo. Hay que insistir en que los emplastos mal realizados o que han sufrido agresiones, desprenden polvo que, entre otros problemas, provocará fallos en maquinaria y gastos extras prescindibles.

El polvo prolifera en pavimentos de hormigón sin tratar, pero también en pavimentos de hormigón pulido que no han sido tratados mediante procedimientos de última generación. Entre estos procedimientos encontramos el BECOSAN. El BECOSAN es un sistema patentado para hacer más sólidos los pavimentos, un sistema que consiste en la asociación de varios elementos y actuaciones.

Consta de una mezcla de resinas y productos algunos de los cuales irán a mezclarse con el núcleo del concreto, haciendo así que prime su resistencia.

Además, la zona superficial estará cubierta por una película de extrema dureza y resistencia, una capa que sella integralmente la superficie, evitando porosidad y haciendo fácil un mantenimiento tan simple como el que podamos llevar a cabo en nuestro propio hogar.

En suelos parcheados de cemento, en soleras sin tratar, así como en suelos industriales nuevos pero mal instalados, proponemos opciones rentables y duraderas. Contacte con nuestro equipo para informarse sobre precios, sobre servicios y acerca de todos y cada uno de los detalles.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE